La seguridad privada sobresale

Francisco Navarro es vigilante de seguridad. El pasado 6 de marzo, fue mas allá del deber en el ejercicio de su profesión. Literalmente, se jugo el tipo al intentar detener al hombre armado que entró en el salón de juegos de Linares donde prestaba su servicios para perpetrar un atraco. El ladrón le disparó casi a bocajarro. Lo hirió en la muñeca antes de huir. No obstante, el vigilante de seguridad pudo identificarlo antes de recibir el balazo. Su testimonio fue fundamental para que la Policía Nacional detuviera a este peligroso delincuente varios meses después.

Facebook
Google+
http://directoresdeseguridad.es/index.php/2017/11/17/la-seguridad-privada-sobresale/
Twitter
LINKEDIN