El número de incendios aumenta en 2019.

«La causa tiene que ver sobre todo con las condiciones climáticas. 2018 fue especialmente benigno, con muchas lluvias que hicieron que la temporada de incendios fuera corta. En 2019 la sequía está siendo muy importante, con temperaturas altísimas. El campo está seco y se inflama con mucha facilidad. El hecho de que tengamos años con mayores precipitaciones y más repartidas o con temperaturas más altas y sequías prolongadas hacen que el terreno reaccione de una forma distinta» […]

El problema son esos grandes incendios forestales, pocos pero que generan mucho daño», continúa, incendios contra los que, advierte, hay que «cambiar el modelo». «Debemos invertir más en prevención, sin desatender la extinción. El 80% de los esfuerzos económicos y de los medios se van a lo segundo y solo un 20% a lo primero», lamenta […]

Lee el artículo completo aquí: Los incendios forestales queman cuatro veces más superficie que en 2018 por «las condiciones climáticas».

Facebook
Twitter
LINKEDIN