La nueva yihad: ataques químicos.

Todos los planes que perseguían llevar a cabo ataques terroristas de este tipo fueron desbaratados. Sin embargo, la agencia europea ha detectado que el interés por este tipo de materias ha aumentado en diferentes foros de internet en los que tratan de compartirse procedimientos para poderlos llevar a cabo de un modo más o menos casero […]

Uno de los ejemplos más claros sobre el aprovechamiento de internet para tratar de distribuir información para la comisión de atentados con carga química o biológica fue el lanzamiento en la red de mensajería Telegram de la campaña que se hizo llamar Bio-Terror […]

 

Lee el artículo completo aquí: Una yihad con dosis de ricina.

Facebook
Twitter
LINKEDIN